Testimonio / Sumana Herath

Sumana puede ser considerada toda una veterana en la cooperativa Selyn, pues fue la segunda tejedora contratada en la unidad de tela a mano de Wanduragala y ha seguido trabajando en la cooperativa hasta que se jubiló en 2006, debido a problemas de salud.

Una enfermedad repentina le dejó sin trabajo e incapaz de terminar la construcción de su casa. En agradecimiento por su implicación y compromiso, Selyn se encargó de la renovación de su casa al introducirla en su programa de viviendas.

Hoy en día, Sumana Herat vive en una casa nueva con su familia mientras que asegura “se realizó mi mayor sueño…”
Productos
Grupo productor
País