Producto / Línea solar

Todos los productos de esta línea protegen la piel de los rayos UVA y UVB, son 100% naturales, libres de parabenos, de derivados del petróleo, de perfumes y de nanopartículas. Además, cuentan con el certificado de la Agencia Internacional de Certificación Ecológica (IMO).

RAYOS UVA Y UVB
Los rayos UVA y UVB son los responsables de los efectos dañinos de las radiaciones solares. El factor de protección solar (SPF) de los productos que hay en el mercado se refiere solamente a los rayos UVB. Por eso es importante que indiquen que protegen también de los rayos UVA. Ambos pueden provocar cáncer de piel, pero los rayos UVB la queman, mientras que los UVA penetran en su interior y generan radicales libres, envejecimiento prematuro e inmunosupresión.

FACTORES DE PROTECCIÓN
Frente a lo que sostienen algunas marcas, no existe ninguna crema solar que proteja al 100% de los rayos UVA y UVB. No existen las cremas con “pantallas totales”. El SPF indica la cantidad de radiación que absorbe el protector solar, pero no es una proporción aritmética: una crema con un SPF 20 absorbe un 95%; una con un SPF 30 un 96,7% y una con un SPF 50 un 98%.

FILTROS FÍSICOS Y QUÍMICOS
Hay dos tipos de filtros solares: los filtros físicos, que son los que lleva esta línea natural, y los filtros químicos.

- Los filtros físicos funcionan como espejos, ya que reflejan las radiaciones solares que llegan a la piel. Actúan de forma inmediata y no penetran en la piel, por lo cual no provocan ningún tipo de alergia ni de reacción adversa. Son el dióxido de titanio y el óxido de zinc, los únicos permitidos en cosmética natural. Además, son biodegradables.

Nuestros productos están enriquecidos con sustancias naturales como el aloe vera, la jojoba o el argán, que, en el caso de las cremas ejercen, a su vez, de filtros solares naturales, lo cual nos permite utilizar menos cantidad de dióxido de titanio.

Algunos protectores de cosmética convencional incluyen filtros físicos en forma de nanopartículas, que pueden dañar el ADN. En cosmética natural jamás se emplean.

- Los filtros químicos penetran en la piel. Por eso deben aplicarse 20 minutos antes de exponerse al sol. Cada una de sus moléculas absorbe una radiación con una frecuencia de onda determinada. Esto obliga a que cada protector solar incorpore un gran número de sustancias. Éstas son algunas de ellas: octylcrylene, avobenzone, octinoxate, octisalate, oxibenzona, homolasalate, mexoryl, helioplex, padimate y trolamine.

Los filtros químicos pueden provocar alergias y hay estudios que indican que generan radicales libres. No están recomendados para bebés menores de un año. Por otro lado, la mayoría de ellos no son biodegradables, lo que significa que contribuyen al deterioro del medio ambiente.

PRODUCTORES
Los aceites de argán y jojoba y el aloe vera proceden de pequeñas cooperativas de mujeres de Comercio Justo que reciben un precio justo por su trabajo.El aloe vera procede de la cooperativa Extractos Vegetales de Guatemala, y el aceite de argán de la cooperativa Tighadinimine, situada a 10 km de Adagir (Marruecos) y formada por 48 mujeres bereberes.

Productos:
  • Protector solar facial SPF30con alto contenido en aceite de argán y de jojoba para nutrir nuestra piel a la vez que la protege del 96,6% de las radiaciones del sol. Envase de 60 ml.
  • Protector solar corporal SPF20 de rápida absorción, textura no grasa y muy agradable. Contiene gran cantidad de aloe vera, lo que permite que, a la vez que la protege del 95% de las radiaciones solares, cuide la piel. Envase de 180 ml.
  • Aftersun de aloe vera que repara las pieles castigadas por la exposición al sol dejando una agradable sensación de frescor, hidratando, reparando en profundidad y atenuando la rojez de la piel. Envase de 125 ml.

Fuente: Equimercado