Productor / Asociación Assema


La “Cooperativa Dos Pequenos Produtores Agroextrativistas de Lago Do Junco” en Coppalj–Maranhão, Brasil, produce aceite de coco babaçú. El valor social del proyecto se basa en su colaboración con la Asociación Assema, una organización del estado de Maranhão comprometida con la defensa de las comunidades indígenas y de una planta que es esencial para esas mismas comunidades: el coco Babaçú.

El babaçú es considerada “la planta de la vida” porque garantiza la subsistencia de miles de personas que viven en la región. Cada parte del árbol tiene un valor económico: el tronco y las ramas sirven para la construcción y la elaboración de los techos de las casas rurales; las fibras se utilizan para la fabricación de objetos en mimbre; las hojas como abono para los cultivos. Pero sobre todo es la fruta la que representa el recurso más grande, porque de ella se extraen sustancias importantes para la alimentación humana y animal, y sirve para la producción de carbón vegetal.

Desafortunadamente, con la apertura de la red de carreteras transamazónicas, se inició la destrucción sistemática del bosque con la concesión de terrenos a las grandes empresas de ganadería. Sólo entre 1967 y 1984, 1,35 millones de hectáreas de bosque de babaçú fueron ocupadas por estas nuevas empresas.

El resultado ha sido no solamente la destrucción de un sistema ecológico, sino también el empeoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones indígenas cuya subsistencia depende del uso de los productos de la selva.

Para garantizar a las familias rurales la permanencia en estas tierras e impedir su éxodo hacia las ciudades, las organizaciones campesinas están luchando desde hace varios años para mantener el libre acceso a las palmas que se encuentran en los terrenos públicos y privados. Gracias a esta lucha en algunos municipios del estado de Maranhão se ha logrado obtener la aprobación de la ley "Babaçú livre” que no sólo garantiza el libre acceso a la cosecha de frutas, sino que prohíbe además cortar los árboles y palmeras y el uso de herbicidas.

La lucha de las diferentes comunidades campesinas y la de las comunidades que cosechan coco babaçú está coordinada por la Asociación Assema, la contraparte de este proyecto.

Acceder a su web
Productos
País